Aspectos de la Gestalt y su relación con el Teatro.3ªparte

En esta tercera parte hablamos también de otro aspecto importante en la formación de Teatro y Gestalt

Vestuario y Teatro 2013

 

 

 

 

 

 

 

Conciencia: El ahora cubre todo lo que existe, tomar conciencia del ahora es estar atento a la experiencia, implicarse, darse cuenta. En la gestalt hablamos de la capacidad de darse cuenta de sí mismo, del mundo y de nuestras fantasías. La conciencia nos permite darnos cuenta de nuestro mundo interior, que es todo aquello que ocurre debajo de la piel, sensaciones agradables y desagradables, respiración, tensiones, reacciones, movimientos, etc. También gracias a la conciencia podemos percibir el mundo exterior, por medio del contacto sensorial con objetos y eventos que se encuentran fuera de uno, en el presente; lo que veo, toco, palpo, degusto, lo obvio, lo que se presenta de por sí ante nosotros. Y finalmente también podemos tomar conciencia de la fantasía (zona intermedia) que incluye toda la actividad mental sobre el presente y lo que va más allá del presente: todo el explicar, imaginar, adivinar, pensar, planificar, recordar el pasado, anticiparse al futuro, etc. (la gestalt considera que la fantasía y la imaginación son especulaciones y lo más saludable es asumirlas como tal).

En el teatro trabajamos con la conciencia en el presente, para estar en contacto con uno mismo y con lo que está sucediendo en ese preciso instante y a la vez se valora la fantasía y la imaginación como formas de creación. En el escenario el nivel de conciencia se ve amplificado, el actor tiene que ser consciente de sí mismo, de los compañeros en escena, del público, del espacio, además de recordar el texto (cuando lo hay), y prepararse para la acción siguiente, etc., por lo tanto el nivel de atención y conciencia es un escenario es muy alto.
Los preceptos de la gestalt incluyen la presencia, la conciencia y la responsabilidad, ya que cuando estamos en una actitud de presencia, podemos tomar conciencia de nosotros mismos y dejar que brote nuestra reacción de forma espontánea y libre, pero además podemos darnos cuenta también de nuestras mecanicidades y predilecciones, poner luz a lo no consciente, tomar contacto con las emociones bloqueadas, con nuestro sentir, con nuestras ideas para llegar a hacernos responsables por lo propio.

Aspectos de la Gestalt y su relación con el Teatro.2ªparte

Seguimos con aspectos que incluye la formacion en Teatro y Gestalt.En este caso os damos a conocer cuales son desde nuestro criterio,los aspectos en que coinciden la Terapia Gestalt y el Teatro

IMG_1438

 

 

 

 

 

 

 

 

LOS PRECEPTOS DE LA GESTALT EN RELACIÓN AL TEATRO.

La gestalt como terapia holística tiene en cuenta el ser humano en su totalidad: mente, cuerpo, emoción y espíritu (como cada uno lo entienda), en continuo proceso de desarrollo. El recurso teatral integra en el espacio de trabajo tanto los elementos verbales, como los del cuerpo, las emociones y también el espíritu o la “magia”. Tanto la gestalt como el teatro se ocupan de lo humano, de las personas, sus relaciones, sus conflictos, de aquello que la persona vive y cómo lo vive, integrando todos sus aspectos.

1.La valoración del presente: Sólo podemos actuar, respirar, vivir en el momento presente. Tanto en teatro como en gestalt se valora el tiempo presente, la proyección que tenemos sobre el futuro y la concepción del pasado se basa en nuestra comprensión de ellos, en el momento actual. Tanto si recordamos como si anticipamos, lo hacemos en el ahora. En la gestalt se pide a las personas que hablen en presente y en primera persona, para incorporar el material del pasado a la experiencia del presente, algo semejante a la memoria emotiva del método de Stanislavski. Al abordar la emoción o el sentimiento como si la experiencia estuviera sucediendo en el momento, es más fácil entrar en contacto con la necesidad que no fue cubierta o simplemente con la necesidad que aflora en ese instante. La representación teatral es hacedora de presente, ya que en el teatro la vida se vive con mayor atención, el teatro es efímero y en él observamos el momento presente como una pizarra que se borra constantemente para volver a escribir en ella. El espacio teatral puede verse como un espejo imaginario donde abordar el presente, presentificar el pasado y explorar nuestra idea de futuro. En este sentido el teatro tiene la plasticidad de un sueño, dónde todo puede tener lugar, todo lo que acontece en el escenario está desarrollándose en un aquí y ahora, que es el momento de la dramatización. La improvisación teatral es una gran herramienta para poner atención al aquí y ahora y hacer surgir al exterior lo que está en el interior, para darnos cuenta de nuestra. Leer más

“Aspectos de la Formacion de Teatro y Gestalt” 1ª Parte

En este capitulo publicamos algunos textos y apuntes sobre cual es el papel del terapeuta y director.Y que tiene en comun Gestalt y el Teatro:

IMG_1407

 

 

 

 

 

 

 

 

TERAPEUTA Y DIRECTOR:

De la misma manera que el terapeuta confronta lo manipulativo y apoya lo genuino, el director teatral ataca y cede, provoca y se retira, hasta que comienza a aflorar lo invisible, hasta que los actores logran la autenticidad en su propio trabajo. Para Brook la labor del director consiste en captar dónde desea llegar el actor y qué le impide alcanzar sus objetivos, como podemos ver este es un objetivo muy afín a la gestalt de Perls.

El director teatral poco a poco tiene que desaparecer y la noche del estreno el actor esta sólo ante el público, de la misma manera que el terapeuta va desapareciendo, en la medida que el paciente logra autoapoyo, porque en definitiva el terapeuta no es nadie en la vida del cliente y no estará a su lado más que unas pocas horas.
Grotowski señala que en el trabajo de dirección hay algo incomparablemente íntimo, que debe ser cuidado, confiado y con libertad para explorar las posibilidades de cada persona. Sostiene que el crecimiento como director se logra por observación, sorpresa y deseo de ayudar. Para Grotowski su trabajo como director supone un crecimiento mutuo del actor y de él mismo en la tarea de ayudarlo, dice: “el actor vuelve a nacer, no sólo como actor sino como hombre y con él yo vuelvo a nacer. Es una manera muy torpe de expresarlo pero lo que se logra es la aceptación total de un ser humano por otro”. Al igual que en la gestalt no se trata de instruir o dirigir, sino de lograr una aceptación transformadora y liberadora, que puede sentirse cómo un volver a nacer. Un buen director no impone una manera de actuar, sino que ayuda al intérprete a revelar su propio arte, captando los movimientos sutiles que se manifiestan en la persona. Grotowsky habla de la preparación teatral como un proceso en que lo oscuro se vuelve transparente, para ello entabla una lucha con la verdad íntima de cada uno, en un esfuerzo por desenmascarar el lo que él llama “disfraz vital” de cada persona, para que el actor desafíe sus tabúes y se atreva a la transgresión del sí mismo. Leer más