“Aspectos de la Formacion de Teatro y Gestalt” 1ª Parte

En este capitulo publicamos algunos textos y apuntes sobre cual es el papel del terapeuta y director.Y que tiene en comun Gestalt y el Teatro:

IMG_1407

 

 

 

 

 

 

 

 

TERAPEUTA Y DIRECTOR:

De la misma manera que el terapeuta confronta lo manipulativo y apoya lo genuino, el director teatral ataca y cede, provoca y se retira, hasta que comienza a aflorar lo invisible, hasta que los actores logran la autenticidad en su propio trabajo. Para Brook la labor del director consiste en captar dónde desea llegar el actor y qué le impide alcanzar sus objetivos, como podemos ver este es un objetivo muy afín a la gestalt de Perls.

El director teatral poco a poco tiene que desaparecer y la noche del estreno el actor esta sólo ante el público, de la misma manera que el terapeuta va desapareciendo, en la medida que el paciente logra autoapoyo, porque en definitiva el terapeuta no es nadie en la vida del cliente y no estará a su lado más que unas pocas horas.
Grotowski señala que en el trabajo de dirección hay algo incomparablemente íntimo, que debe ser cuidado, confiado y con libertad para explorar las posibilidades de cada persona. Sostiene que el crecimiento como director se logra por observación, sorpresa y deseo de ayudar. Para Grotowski su trabajo como director supone un crecimiento mutuo del actor y de él mismo en la tarea de ayudarlo, dice: “el actor vuelve a nacer, no sólo como actor sino como hombre y con él yo vuelvo a nacer. Es una manera muy torpe de expresarlo pero lo que se logra es la aceptación total de un ser humano por otro”. Al igual que en la gestalt no se trata de instruir o dirigir, sino de lograr una aceptación transformadora y liberadora, que puede sentirse cómo un volver a nacer. Un buen director no impone una manera de actuar, sino que ayuda al intérprete a revelar su propio arte, captando los movimientos sutiles que se manifiestan en la persona. Grotowsky habla de la preparación teatral como un proceso en que lo oscuro se vuelve transparente, para ello entabla una lucha con la verdad íntima de cada uno, en un esfuerzo por desenmascarar el lo que él llama “disfraz vital” de cada persona, para que el actor desafíe sus tabúes y se atreva a la transgresión del sí mismo. Leer más

Parte 2 de 3.Elementos terapeuticos de la dramaterapia y su relación con la gestalt.

 

 

 

 

 

 

 

 

Phill Jones, profesor de Dramaterapia de la Universidadde Hertfordshire en Inglaterra, define nueve elementos terapéuticos que se dan en un proceso de teatral, comentaremos cada uno en relación con aspectos de la Terapia Gestalt:

 

1.- La proyección dramática

El teatro incluye la identificación y la proyección como materias creativas. El espectador puede llegar a sentir emociones semejantes a la de los personajes, el actor le se identifica, se adentra en la identidad del personaje y puede proyectar experiencias y características propias sobre el papel que le toca representar. La proyección dramática brinda la posibilidad distanciarnos, dando lugar a una nueva perspectiva del conflicto.

Enla Gestaltponer conciencia sobre el mecanismo de la proyección, es un paso para reapropiarnos de lo proyectado. Si la proyección consiste en hacer responsable al ambiente de lo que se origina en uno mismo, la acción dramática permite reapropiarnos de los rasgos, emociones, actitudes y conductas que le adjudicamos al personaje. El trabajo del terapeuta enla Dramaterapiaconsiste en acompañar a la persona a apropiarse de lo suyo y esta recuperación de lo propio puede suceder el mismo momento de la expresión o en un espacio posterior de elaboración.

Se trata de asumir la autoridad personal, como un paso importante para aceptar que mucho de lo que le ocurre en la vida tiene que ver con  lo que se hace o se deja de hacer. Una técnica que se suele utilizar para hacerse responsable de lo que está viviendo o expresando en la dramatización es añadir al final de una frase del personaje: “… y este soy yo” / “… y me hago responsable”.

Leer más

Parte 1 de 3. La dramaterapia conceptos centrales

conceptos centrales de dramaterapia

Drama: tomado como un arte esencialmente social, que trabaja con la capacidad del ser humano de empatizar e identificarse con los otros y actuar.

Distancia dramática: jugar roles imaginarios (o trabajar con marionetas, máscaras, objetos). Permite una distancia emocional en la expresión y liberación de aspectos personales. En palabras de Oscar Wilde: “el hombre es menos que él mismo cuando habla de su propia persona. Denle una máscara y les va a decir la verdad”. [1].

Dos realidades: se crea un espacio donde asisten dos realidades: la realidad de todos los días (el mundo en el que vivimos, algo más objetivo y consciente) y la realidad de la experiencia dramática (el mundo ficticio,  subjetivo, inconsciente). Este espacio que movimiento ayuda al cambio en la percepción de sí mismo, a experimentar el potencial de transformación que nos habita.

Leer más